¿Cómo saber si mi celular está intervenido?

Veamos, hoy día las teorías paranoicas abundan en la boca de todos, y más cuando estas teorías hablan de sociedades secretas que controlan todo, desde lo que sucede dentro del país, hasta lo que sucede en otros.

No somos partidarios de crear este tipo de chismes. Sin embargo, como dicen, “siempre hay algo de verdad en la mentira”.

El teléfono se ha vuelto una herramienta tan vital y necesaria para nosotros que casi que parece ser un órgano del que podemos separarnos, más no queremos.

Lo llevamos a todos lados, guardamos una gran cantidad de información valiosa en él.

Se trata de nuestro más importante medio de comunicación. Sería una pena que alguien más tenga acceso sin que los sepamos.

Una realidad indiscutible es que, ya sea por parte del gobierno o por un grupo anarquista, los ataques informáticos forman parte de nuestro presente.

Y nuestros teléfonos son una fuente vulnerable e importante de información.

En esta ocasión, veremos no solo cómo saber si nuestros equipos móviles están siendo intervenidos, sino hasta quién lo interviene y qué hacer para prevenirlo.

Acompáñanos y defiéndete de esta invasión a tu información personal.

Código para saber si mi celular está intervenido

Uno de los pocos métodos manuales con los que contamos para saber si nuestro teléfono está intervenido es recurrir a revisar nuestro IMEI.

El IMEI es un número único que posee nuestro teléfono y que lo identifica de todo el resto.

Por medio de este número de identidad, podemos tener acceso a información de nuestro equipo.

Un ejemplo de esto sería saber si nuestro equipo es liberado… o si está intervenido.

¿Cómo podemos saber esto? Lo primero que debemos hacer es conocer el antes mencionado “número de identidad”

Podemos verlo al ingresar en el marcador de llamadas el código “*#06#”.

También podemos ver dicho número en la caja de nuestro teléfono.

Viene en una etiqueta a uno de los lados de la caja.

Si al final de ese largo número de identidad, hay dos ceros o más, significa que tu móvil se encuentra invadido.

Es decir, si hay dos ceros al final de tu IMEI significa que el hacker tiene acceso a tu micrófono, por lo que puede escuchar todo lo que dices.

Ahora, si tiene tres ceros o más, el nivel de invasión es peor. Tienen acceso a tus mensajes, llamadas, archivos, fotos, etc.

Ya habiendo confirmado nuestras sospechas, puedes ingresar en la aplicación de llamadas el código “*#62#”.

Este método revelará aquellas intervenciones más fáciles de identificar. Una vez marques este número, podrás ver a qué número se redirige toda tu información.

¿Señales para saber si espían mi celular?

Ya sabemos cómo asegurarnos si nuestro teléfono está intervenido, sin embargo, nadie se preocupa por esto sino hasta que tiene indicios fuertes sobre que así es.

Pero, entonces, ¿Qué pistas podemos encontrar cuando esto esté pasando?

Es decir, no despertaremos un día cualquiera y nos preguntaremos ¿Y si mi teléfono está intervenido?

Veamos aquellos síntomas que puede tener un teléfono que se encuentra intervenido:

El teléfono no funciona correctamente

No nos referimos a que deja de funcionar o a que sus aplicaciones simplemente no funcionan.

Si no a que el funcionamiento del teléfono parece descontrolarse, hace cosas por sí solo.

Si tu teléfono se apaga de repente, o si se borra información sin nuestro consentimiento, o si las aplicaciones se cierran o abren solas, es probable que la razón sea porque tu teléfono se encuentra intervenido.

Es natural que confundamos esto con un error en el software de nuestro equipo, pero no debemos descartar la opción de una invasión en el mismo.

La batería se descarga más rápido

Si la batería de tu teléfono comienza a calentarse de más, provocando que la vida de esta dure menos, quizás deberías considerar que la razón de esto sea que tu teléfono se encuentre intervenido.

Este problema suele sucederle a los teléfonos, lo sabemos, pero antes de gastar el dinero en una batería nueva, tal vez deberías considerar esta opción y ahorrar el dinero.

Comportamientos extraños

Ya hablamos de algunos errores de software que podemos asociar al comportamiento de un teléfono intervenido, pero hay ciertos problemas que son mucho menos habituales, por lo que no podemos solo pensar que es “un pequeño error”.

Puede que los datos se gasten más rápidos pese a reducir el uso de aplicaciones en segundo plano; que las aplicaciones tarden tanto en abrir cuando nuestros equipos poseen la capacidad de procesar mejores y más pesadas aplicaciones.

Apagado tardío, contactos extraños en nuestra agenda, comportamientos como estos son casi seguros que son causados por una intervención muy probablemente nociva y peligrosa.

¿Cómo proteger mi teléfono?

Lo mejor que podemos hacer para evitar que nuestros terminales terminen vulnerados… es no exponerlos. ¿Qué queremos decir? Por un lado, hay páginas a las que, sin saberlo, le damos acceso a gran parte de la información de nuestro teléfono.

Esto puede pasar tanto consciente como inconscientemente.

Por lo que recomendamos que cuentes con un buen software de antivirus para cubrir aquella vulnerabilidad.

Así, aunque naveguemos descuidadamente, el antivirus cubrirá nuestras espaldas.

Por otro lado, otro método para hackear nuestros teléfonos es por medio del hardware o dando permisos desde nuestro teléfono a un tercero para que tenga una clase de acceso remoto.

Para evitar que esto suceda, ten siempre a la vista tu dispositivo. No lo dejes descuidado en cualquier sitio, y menos si quienes te rodean no son de confianza.

Ahora, en caso de ya estar intervenido ¿Qué podemos hacer? La solución más segura es comprar otro equipo y prescindir del anterior.

Aunque, claro, nadie quiere eso. Menos si nuestro actual dispositivo es costoso y avanzado.

Por lo que una buena recomendación sería comprar un teléfono más sencillo donde podremos recibir llamadas importantes y privadas. Un terminal más personal que no compartamos con todo el mundo.

De esta forma, aunque el anterior siga intervenido, no habrá mucho que puedan sacar de ahí.

Una última solución sería hacer un respaldo de todo lo importante en nuestros teléfonos y optar por un formateo o una restauración de fábrica.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies