Enviar archivos grandes

La actualidad manda. Una sentencia muy repetida pero cada d√≠a m√°s certera. La actualidad nos se√Īala hoy que el teletrabajo y las relaciones a distancia van a ser tendencia en el futuro, una situaci√≥n que no deber√≠a obligar a grandes renuncias.

Que estemos lejos no significa que no podamos compartir fotos, vídeos o archivos grandes a través de Internet sin pérdida de calidad.

Como con todo en esta vida, bastar√° con encontrar la alternativa m√°s adecuada.

¬ŅC√≥mo compartir archivos pesados?

A medida que los vídeos y fotos en alta definición fueron convirtiéndose en estándar, la mayoría de nosotros descubrimos que eso de enviar un e-mail con archivos adjuntos tiene sus límites.

Poco importa si trabajas habitualmente con Gmail o Hotmail (cuentas más populares), en ambos casos contamos con limitaciones que nos impedirán compartir la mayoría de vídeos.

Del mismo modo que el t√©rmino ‚Äúmegas‚ÄĚ se populariz√≥ hace algunos a√Īos, ahora nos encontramos en los tiempos de los ‚Äúgigas‚ÄĚ, una cantidad de espacio que empieza a ser habitual para proyectos de tipo CAD, v√≠deos de presentaci√≥n o cualquier contenido multimedia.

Hablamos también de ficheros con mucho peso y que a día de hoy no pueden ser compartidos a través de los tradicionales correos electrónicos.

Toca entonces recurrir a alguna alternativa y, la buena noticia, es que existen varias de tipo gratuito.

Una de las m√°s populares y c√≥modas es el servicio OneDrive de Microsoft, una opci√≥n que la compa√Ī√≠a americana ha comenzado a popularizar y a ofrecer con las cuentas de correo electr√≥nico y que puede sacarnos de muchos apuros.

Con la opción gratuita de OneDrive podremos disfrutar de hasta 5GB de almacenamiento en la nube.

A priori, sabiendo gestionar correctamente nuestros archivos, con esta cuenta gratuita podremos enviar archivos grandes a través de Internet sin perder un ápice de calidad.

En la competencia, Google, encontraremos una opción muy similar: Google Drive.

En el caso del gigante de b√ļsquedas contaremos con hasta 15GB de forma gratuita y podremos sincronizar ese espacio en la nube con nuestro e-mail para enviar archivos grandes sin complicaciones.

Enviar archivos grandes por correo

A raíz de lo descrito anteriormente, parece que podemos imaginar una nueva manera de entender los envíos de archivos grandes por correo.

La antigua estructura de ficheros adjuntos queda obsoleta por su capacidad limitada, pero si damos de alta uno de los servicios en la nube mencionados (OneDrive o Google Drive), el proceso no cambiará de manera sustancial y contaremos con la posibilidad de compartir archivos grandes al enviar un correo electrónico.

El procedimiento es tan simple como dar de alta nuestro espacio en la nube y sincronizarlo a nuestra cuenta de correo.

A la hora de redactar el e-mail y adjuntar los archivos que deseemos compartir, podremos proceder como lo hemos hecho siempre.

Y es que ser√° el propio sistema de correo el encargado de detectar que nuestros ficheros son demasiado pesados y echar mano autom√°ticamente del almacenamiento en la nube para compartirlos.

A nosotros nos bastará con confirmar esta acción y los archivos adjuntos pasarán a subirse a la nube.

Los destinatarios de nuestro correo lo recibir√°n como de costumbre y tendr√°n un link de descarga con el que acceder a esos archivos grandes que les hemos compartido.

La √ļnica limitaci√≥n de esta opci√≥n es el espacio de almacenamiento, siempre que uno no est√© dispuesto a pagar por contar con mayor espacio en la nube.

Enviar vídeos pesados

Puede que, en tu caso, hayas celebrado una boda u otro acontecimiento a lo grande recientemente.

Sí, hablo de esos eventos de los que luego hay un vídeo de por medio sí o sí y mucha gente lo quiere.

Cuando hablamos de grandes grupos de personas entran en juego dos variables, puede que no tengamos el e-mail de todos aquellos a los que tenemos que hacer llegar el vídeo o puede que no queramos compartir nuestra dirección con ellos.

Para esos casos en los que queremos complicarnos lo menos posible también tenemos opciones como WeTransfer.

Esta web nació como un lugar en el que compartir archivos o vídeos pesados y, con el tiempo, ha adquirido la suficiente popularidad como para ser aprovechada por muchos usuarios.

WeTransfer nos da la posibilidad de enviar un archivo a otro usuario o a un grupo de usuarios y podemos compartirles nuestro e-mail o no.

La gran ventaja de WeTransfer es que nuestro archivo se aloja en sus servidores, por lo que no ocupa espacio en nuestra nube y no limita nuestra capacidad de acción.

Los usuarios a los que hayamos compartido el enlace podr√°n descargar el archivo cuantas veces quieran y nosotros no tendremos que preocuparnos de si nos consume espacio o limita nuestra capacidad de almacenaje.

Eso sí, la opción gratuita de WeTransfer limita los archivos que podemos compartir a un peso máximo de 2GB y los archivos se borran automáticamente pasados 7 días.

Es por esto por lo que empiezan a ganar popularidad las alternativas a WeTransfer.

Alternativas a WeTransfer

Actualmente podemos destacar dos grandes alternativas a WeTransfer para enviar archivos grandes a través de Internet.

No podemos poner una por delante de la otra, ya que a efectos pr√°cticos ambas funcionan de igual manera en lo relativo al uso gratuito.

Estamos hablando de fromsmash.com y Filemail.com, dos plataformas para el envío de archivos que nos permiten subir a la nube ficheros sin límite de peso.

A día de hoy, la calidad del servicio es muy similar a lo que nos ofrece WeTransfer. La subida del archivo a la nube se realiza de forma rápida y cómoda y podemos compartir archivos sin límite de peso en pocos minutos.

No obstante, estas dos plataformas s√≠ tienen en com√ļn con la cuenta gratuita de WeTransfer la limitaci√≥n temporal. De esta forma, pasados unos d√≠as nuestros archivos se borrar√°n autom√°ticamente del servidor.

La √ļnica forma de mantener los archivos grandes en la nube durante mayor periodo de tiempo ser√° pagar por una cuenta profesional.

A cada quien le corresponde decidir si necesita esa opci√≥n y, sobre todo, si le merece la pena optar por pagar u optar por la alternativa de hacer el ‚Äúesfuerzo‚ÄĚ de re subir los ficheros pasados los d√≠as que permite la opci√≥n gratuita.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad